)

Un evento que, a través de la comunidad, apoyó a niños con cáncer y a sus familias. A diferencia de otras carreras, en el Pandatón no hubo una distancia predeterminada. Los participantes tuvieron 2 horas y media disponibles para correr y donar todos los kilómetros que sus piernas y su determinación les permitieran. Algunos donaron 5 kilómetros, otros 10, otros 20 y algunos muchos más. Cada uno decidió cuánto tiempo y cuántos kilómetros corrían pero mientras más kilómetros completados, más ayudaba. Se recabaron 2.5 millones de pesos a través de los padrinos de los competidores que compraban los kilómetros del corredor y ese dinero se donaba a nombre de ambos a una de las dos causas disponibles, Aquí nadie de rinde A.C. y Amor por ti A.C.